About Me

Mi foto
David Rodriguez
Ver todo mi perfil
free counters

Escuintla, Ciudad de las Palmeras

Escuintla, Ciudad de las Palmeras
Donde las Golondrinas Anidan

Páginas vistas en total

Entradas populares

Seguidores

viernes, 19 de agosto de 2011

Ejemplo de como utilizaban el jade los reyes y sacerdotes de la civilizacion Maya, tomado de la pelicula Apocalypto.







EL JADE EN LA CULTURA PREHISPÁNICA

    La importancia de las piedras y los minerales en Mesoamérica radicaba no sólo en los usos que se les daba sino en que en muchos casos se les relacionaba con el Universo.Entre la larga lista de minerales y piedras que los pueblos mesoamericanos utilizaban, sobresale el jade, que es una piedra verden o verdeazul. Era considerada como símbolo de vida y más valorada que el oro. En el México prehispánico, el jade era la piedra en que se concentraban las máximas fuerzas divinas. Es la piedra con vida y la que da vida, porque se identifica con el agua, con la vegetación, con el sol y el sustento.
     Ninguna otra sustancia tiene su sacralidad, ninguna otorga una protección más completa.
    Entre los mexicas era conocida como Chalchihuite, y sabemos que era más apreciada que el oro. No hay duda, gracias al Cronista de la Conquista, Bernal Díaz del Castillo, acerca del valor que tenía el jade en relación con el oro. Según relata, durante la "Noche triste", Hernán Cortés, después de apartar para sí su parte del tesoro de Moctezuma, distribuyó el sobrante a sus soldados; y muchos cargados de oro se ahogaron en los canales de México Tenochtitlán.
    Bernal, en cambio, sabía que en el cimiento de la pirámide de Tlatelolco "echaron oro y plata y piedras de chalchihuites ricas", y cuánto estimaban a éstas los mexicanos. "Yo digo", escribe el cronista,"que nunca tuve codicia del oro sino procurar salvar la vida, porque la teníamos en gran peligro; mas no dejé de apañar de una petaquilla que allí estaban cuatro chalchihuites, que son piedras muy preciadas entre los indios... los cuales me fueron muy buenas para curar mis heridas y comer del valor de ellos".
    Hay que enfatizar que el valor del jade no era sólo material. Por su color verdeazul, que es el del agua, el jade era la representación de la diosa del agua, Chalchiuhtlicue, "la que tiene su falda de chalchihuites".
    Las piedras, más que un emblema, eran consideradas fracciones de la diosa y como tal objeto de profunda veneración. El agua equivale a vegetación, y ésta a sustento: maíz, frijol, chile, nopal, frutos. Verde es el color de la vegetación: color mágico y sagrado.
    La arqueóloga Mary Louise Ridinger, en su artículo "El Jade", hace una buena analogía de lo que significaba para los pueblos prehispánicos: "Desde hace cien años, la compañía De Beers ha usado el lema: Los diamantes son para siempre, con el propósito de simbolizar un regalo de amor duradero". Un príncipe maya habría dicho a su prometida: "Mi amor por ti es tan eterno como el jade. El jade de los olmecas, mayas y aztecas tendrá la misma apariencia dentro de cuatrocientos mil millones de años que la que tiene hoy en día, sí es que nuestro planeta todavía existe".
    El jade se utilizaba con varios fines: ornamental, funerario, utilitario, terapéutico y ritual.
EL JADE COMO USO ORNAMENTARIO
    Tal vez sean los mayas los que utilizaron con más frecuencia el jade. Desde el punto de vista ornamental, hicieron espléndidos collares, brazaletes, orejeras, narigueras,diademas, tobilleras y bezotes.
    Estos últimos se colocaban en una pequeña perforación lograda entre la boca y el mentón.
    Otro de los usos que le dieron al jade, la mayor parte de las culturas de Mesoamérica, son las incrustaciones en los dientes. De acuerdo con los cronistas, el uso del jade estaba reservado para las clases dominantes, según narra Sahagún, quien afirma: "...es señal de que es persona noble el que la trae..." a los macehuales (o sea la gente del pueblo) no les era lícito usarlas. Podemos deducir entonces que, las incrustaciones dentales se destinaban a las personas de más alto rango social, que debían conservar su poder y su prestigio. Es probable que la vista de esa piedra sagrada en la boca de los más altos personajes, cuando éstos hablaban o reían, produjera un impacto psicológico en el común de las personas y contribuía a mantener el respeto por su jerarquía.
EL JADE CON FINES UTILITARIOS
    Los mayas y los olmecas llegaron a utilizar el jade en la manufactura de herramientas como hachas y puntas de flecha; algunos investigadores señalan que tal vez le dieron ese uso por su dureza.
    Sin embargo, otros opinan que aun cuando tenían forma de herramientas, nunca fueron utilizados para tal fin, sino que su uso fue ritual, y se hicieron como ofrenda de algún personaje importante.
    También lo utilizaron para la fabricación de hachas, puntas de flecha. En el libro de las hierbas medicinales de los indios, de Martín de la Cruz, curandero azteca de Xochimilco, y que fue traducido del náhuatl al latín en 1552 por Juan Badiano, se menciona ocho veces la piedra verde como ingrediente adicional en medicamentos vegetales y animales. Los quetzalitzi son los jades muy pulidos y sin mancha alguna, que en la medicina se usaban para combatir el cansancio delos funcionarios.
    Las culturas maya, olmeca y zapoteca fueron las que utilizaron con más frecuencia el jade con fines funerarios. Entre sus usos más extendidos están las máscaras funerarias, tal vez porque, como ya mencionamos, el jade representaba la vida eterna. Es famosa la máscara de jade que representa al Dios Murciélago, y que fue encontrada en Monte Albán, lo mismo la máscara de jade del Señor Pacal, en el Templo de las Inscripciones en Palenque. Más recientemente, en Calakmul, Campeche, fue hallada una espléndida máscara de jade en una tumba.
    Famosas también son las cabezas de Jade de la cultura olmeca, que provienen del periodo conocido como Preclásico, y que se calcula que son del año 450 d.C.
JADE RITUAL
    De acuerdo con las evidencias encontradas hasta la fecha, parece ser que los mexicas fueron los que utilizaron más el jade para esculpir a sus dioses, o bien para elaborar utensilios destinados a la ofrenda de ellos.
    Por último, les invitamos a admirar los magníficos collares de jade, así como pendientes, bezotes, pulseras, etc., que se exhiben en el Museo Regional de Arqueología, ubicado en el Palacio Cantón.
- Antrop. José Gamboa Cetina, coordinador de la Sección de Antropología Física del Centro INAH Yucatán.- Mérida, Yucatán, mayo de 2001.

OBJETOS DE JADE ENCONTRADOS EN LA ZONA MAYA

MASCARAS, COLGANTES, PECTORALES, CETROS, COLLARES.

Esto es una infima cantidad de lo que se ha encontrado, muchas de esas piezas estan en colecciones privadas y nunca sabremos de ellas, porque fueron robadas de los sitios Mayas.









































martes, 16 de agosto de 2011


Becan es un sitio arqueológico maya ubicado en el estado mexicano de Campeche. Se caracteriza por estar rodeada por un foso, único en el área maya, que para algunos investigadores da testimonio de una continua actividad bélica entre esta y otras ciudades de la región, y que para otros representa una clara división espacial de las clases sociales, siendo el área interior, donde se levantan los edificios de arquitecturamonumental, reservada para la elite. El acceso a Becán era posible por siete entradas: tres al norte, una al poniente, dos al sur y una al oriente, siendo esta última el acceso actual al sitio. Fuera del área rodeada por el foso existe una gran cantidad de construcciones menores que sirvieron como habitación, graneros, santuarios, terrazas agrícolas, etcétera, para el grueso de la población que sustentaba a la dinastíagobernante de Becán.


El sitio es clasificado académicamente por los investigadores como una Capital Regional en una de las áreas arquitectónicas más importantes del estado de Campeche comprendida en la región Río Bec.

Toponimia




El nombre Becan fue concedido por los arqueólogos Karl Ruppert y Juan Denison que redescubrieron el sitio en 1934, a raíz de una expedición a la región patrocinada por el Instituto Carnegie de Washington. Enmaya yucateco Becan significa el “barranco o la barranca formada por el agua” debido a que la característica más prominente y más inusual del sitio es su fosa artificial circundante. Becán también puede significar “Camino de la Serpiente” (be = camino, kan = serpiente).

Historia


Las evidencias de ocupación humana en Becán se remontan al año 600 antes de Cristo; sin embargo, su época de mayor prosperidad fue entre los años 600 y 1000 de nuestra era, cuando esta ciudad cobró un papel de capital regional, concentrándose en ella los bienes y servicios de un buen número de asentamientos debido a su ubicación estratégica (casi en medio de la base de la península de Yucatán). Posteriormente fue disminuyendo poco a poco la población hasta su desaparición total, aproximadamente en el año 1450 de la época actual.


Estructuras principales



  • Estructura I. Se caracteriza por sus 2 macizas torres laterales que alcanzan una altura de 15 metros, en cuya cima se hallaron 4 aberturas que posiblemente sirvieron para efectuar observaciones astronómicas. Del lado sur de esta estructura, los mayas construyeron 2 niveles de cuartos abovedados sobre una elevación rocosa.
  • Estructura II. Esta cierra la plaza por el lado poniente; en ella pueden apreciarse varias habitaciones al frente y al costado. Los aposentos posteriores cuentan con banquetas que dan cuenta de su uso habitacional. La fachada, construida con sillares calizos muy bien labrados, estuvo ricamente decorada con paneles de dameros en alto y bajo relieve, así como con cruces hundidas en muros que semejan tener flecos.
  • Estructura III. Cuenta con una escalinata central en cuyos lados hay habitaciones de mampostería dispuestas en los 2 niveles del inmueble. Frente a la escalinata hay un altar circular sobre el que debieron realizarse ofrendas diversas.
  • Estructura IV. En esta se aprecia una amplia escalinata central que permite el acceso a un patio superior, así como las esquinas redondeadas de la base y el cuerpo del edificio. En la cima se encuentran los cimientos de varias habitaciones orientadas hacia el patio. La fachada está decorada con mascarones zoomorfos hechos a base de mosaico de piedra.
  • Estructura VIII. Es un voluminoso edificio de una sola planta con torres en los extremos y un enorme mascarón en la fachada central. Aparentemente tuvo 9 habitaciones interiores en la parte superior que no contaron con ventilación o iluminación natural alguna, por lo que posiblemente funcionaron como bodegas o para llevar a cabo actividades religiosas en las que se requería de oscuridad y aislamiento (ayunos, oraciones, autosacrificios, etc.).
  • Estructura IX. Es el edificio más elevado del sitio (32 m de altura), y aparentemente tuvo una amplia escalinata frontal que conducía a un templo en la parte superior. Es probable que este inmueble fuese el principal santuario Becán. La Estructura X contó con 12 aposentos distribuidos en 2 niveles alrededor de un enorme mascarón central del cual aún se pueden apreciar elementos curvilíneos con restos de estuco pintados en azul y rojo. También se conserva el dintel que divide los 2 cuartos centrales, sobre el que se levantaba una crestería decorada con diversos motivos de estuco pintado.
  • Estructura X. Esta tiene 12 habitaciones distribuidas en dos pisos. En la parte superior se erigió un templo, cuya fachada fue decorada con la representación de Itzamná, la deidad creadora, también conocido como Monstruo de la Tierra. El contenido simbólico del conjunto se complementaba con una cestería o remate superior, sobre la que se modelaron figures de estuco, de las cuales solo se conserva parte un muro calado.


















LOCALIZACION





Está a pocos metros de la carretera que conecta Chetumal y Villahermosa, entre los estados de Campeche y Quintana Roo.




CALAKMULBECAN

becan1.jpg (162715 bytes)
COMO LLEGAR

Para llegar a la zona arqueológica de Becán, partiendo de la ciudad de Campeche y a tan sólo tres horas y cincuenta minutos de ésta, hay que tomar hacia Champotón sobre la carretera federal 180 -también
se puede tomar la autopista, carretera de cuota, lo que le proporcionará seguridad y ahorro de tiempo- A la salida de la  cabecera municipal debe tomar la carretera federal 261 hasta
Escárcega, para después tomar la carretera federal 186 que va a Chetumal, Quintana Roo, la cual lo conducirá hasta la zona arqueológica algunos kilómetros después de Chicanná, otra importante zona arqueológica de la región.

ANTECEDENTES

Los descubrimientos de restos humanos más antiguos de Becán se remontan al Preclásico de 600 a.C. a 250 d.C., siendo un sitio modesto que empieza a adquirir importancia.
Después comienza su desarrollo en el Clásico, de 250 a 600 d.C. Alcanzó su auge en el clásico final, entre 600 y 800 d.C., para entrar en decadencia de 800 a 1,200 d.C. con un notable descenso demográfico alrededor del año 1450.

DESCRIPCION

Su nombre significa camino de la serpiente o barranca formada por el agua. La entrada a Becán es por medio de un puente, la parte central de Becán está circundada por un foso y una muralla de evidente carácter defensivo. El perímetro de este sistema preventivo tenía
una forma más o menos oval, en cuyo interior están los principales edificios de la antigua ciudad, que cubre en total unas 25 hectáreas, aunque el asentamiento se extendió y se confunde con el de otras localidades como Chicanná, a solo dos kilómetros al suroeste y
con Xpuhil a siete kilómetros al oriente, ambas también importantes zonas arqueológicas del estilo arquitectónico Río Bec. La gente que pobló el lugar escogió un promontorio calizo rodeado por terrenos bajos que se inundaban periódicamente, al grado de contribuir a la formación de una aguada cercana que aseguraba el aprovisionamiento de agua a la población. Los promontorios de Becán pueden dividirse en el Grupo de la Plaza Sureste -ubicado en la parte más alta del lugar como Acrópolis-, Grupo de la Terraza Intermedia,
Grupo de la Plaza Central y Grupo de la Plaza Oeste. Al entrar a la zona se encuentra con la Plaza este y sus cuatro estructuras en torno al centro; continuando hacia el norte podrá dirigirse hacia las estructuras V, VI y las Estructuras VII, VIII, IX y X que rodean la Plaza Central, ésta última es un edificio de dos pisos o niveles, con una ancha escalinata central y presenta dos tramos divididos para el descanso; en el segundo nivel muestra en su fachada del lado oriente tres puertas de las cuales la central está enmarcada por el enorme mascarón del monstruo de la tierra o inframundo, a los costados presentan también restos de mascarones; habiendo recorrido esta plaza, al poniente se puede continuar con la Plaza Oeste en la que se hallan otros basamentos piramidales. Todas las construcciones son representativas del estilo arquitectónico Río Bec. En cuanto al foso de Becán, este tiene una longitud de 1,890 metros y circundaba totalmente al recinto de la ciudad. Tuvo una profundidad de cinco metros y un ancho promedio de dieciséis metros. El acceso al interior
de la ciudad era a través de siete puentes que salvaban el ancho del foso, sin permitir el paso del agua a manera de muros. Se supone que la profundidad total del foso superaba los diez metros. También se estima que fue un sistema defensivo que se construyó entre 200 y
600 d.C. Si experimenta rodearlo encontrará 6 accesos, además de la entrada y en uno de ellos un puente. El recorrido detenido de la zona se realiza en aproximadamente 3 horas, y si además desea, se puede tomar un poco más de tiempo para disfrutar del paisaje con su gran variedad de vegetación, predominando altos y robustos árboles, que a cualquier hora del día, pero principalmente en las primeras horas y en el atardecer se llenan de gran variedad de aves canoras y parvadas de pericos de vistosos colores.

ACTIVIDADES

Al llegar a la zona arqueológica se puede realizar un recorrido turístico por los basamentos piramidales. Puede solicitar un guía de turistas estando en la zona o desde antes de salir de la Ciudad de Campeche. Si lo desea en el poblado de Xpujil a tan sólo unos kilómetros de la zona puede encontrar guías de turistas acreditados por la Secretaria de Turismo de México. Asimismo se pueden realizar fotografía y actividades de recreación. 
becan2.jpg (120853 bytes)
RECOMENDACIONES

Probablemente no se le permita acampar en la zona ya que está restringida y sólo se permite con la autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia, sita en la ciudad de Campeche; para mayor comodidad puede llegar hasta el poblado de Xpuhil que
se localiza a tan sólo unos kilómetros del lugar donde podrá encontrar servicios de alojamiento, alimentación, gasolina, estación de autobuses y guías de turistas acreditados.






Becán: Barranca o Cañón Formado por el Agua


¿Por qué visitarlo?
Becán es clasificado académicamente por los investigadores como una Capital Regional en una de las áreas arquitectónicas más importantes del estado de Campeche comprendida en la región Río Bec.
Esta antigua ciudad se caracteriza por estar rodeada por un foso, único en el área maya, que para algunos investigadores da testimonio de una continua actividad bélica entre esta y otras ciudades de la región, y que para otros representa una clara división espacial de las clases sociales, siendo el área interior, donde se levantan los edificios de arquitectura monumental, reservada para la elite.
Por otro lado, la Estructura Vlll, catalogada como uno de los grandes ejemplos de restauración arquitectónica, tiene como peculiaridad su acceso a través de un túnel que une dos de las plazas principales de esta Ciudad.
Cómo llegar
La Zona Arqueológica de Becán se localiza en el Sureste del Estado de Campeche. Desde la ciudad se toma la carretera hacia el municipio de Champotón, de ahí la federal 186 Escárcega – Chetumal, encontrando el sitio en el kilometro 148.
Desde el municipio de Hopelchen se puede llegar a Becán tomando la carretera que conduce al poblado de Xpuhill, de ahí se conduce por la carretera federal 186 Escárcega - Chetumal rumbo a Escárcega, encontrando el sitio a 5 kilómetros.
Historia del Sitio
Las evidencias de ocupación humana en Becán se remontan al año 600 antes de Cristo; sin embargo, su época de mayor prosperidad fue entre los años 600 y 1000 de nuestra era, cuando esta ciudad cobró un papel de capital regional, concentrándose en ella los bienes y servicios de un buen número de asentamientos debido a su ubicación estratégica (casi en medio de la base de la península de Yucatán). Posteriormente fue disminuyendo poco a poco la población hasta su desaparición total, aproximadamente en el año 1450 de la época actual.
Su nombre, que en lengua maya significa "Barranca o Cañón Formado por Agua", señala claramente el rasgo más notable del sitio: un foso que rodea los principales conjuntos arquitectónicos comprendidos por los edificios más voluminosos y elevados del sitio. Esta construcción pone en evidencia que el acceso al área monumental estaba restringido a cierto grupo social y que probablemente la población accedía al recinto sólo en días festivos. Fuera del área rodeada por el foso existe una gran cantidad de construcciones menores que sirvieron como habitación, graneros, santuarios, terrazas agrícolas, etc. para el grueso de la población que sustentaba a la dinastía gobernante de Becán.

 Recorrido

El acceso a esta urbe prehispánica era posible por siete entradas: tres al norte, una al poniente, dos al sur y una al oriente, siendo esta última el acceso actual al sitio.
En el área rodeada por el foso, donde habitaba la elite, los mayas de Becán levantaron sus edificios de arquitectura monumental al rededor de plazas. En la Plaza A o Plaza del Este se encuentra la imponente Estructura I con sus 2 macizas torres laterales que alcanzan una altura de 15 metros, en cuya cima se hallaron 4 aberturas que posiblemente sirvieron para efectuar observaciones astronómicas. Del lado sur de esta estructura, los mayas construyeron 2 niveles de cuartos abovedados sobre una elevación rocosa. La Estructura II cierra la plaza por el lado poniente; en ella pueden apreciarse varias habitaciones al frente y al costado. Los aposentos posteriores cuentan con banquetas que dan cuenta de su uso habitacional. La fachada, construida con sillares calizos muy bien labrados, estuvo ricamente decorada con paneles de dameros en alto y bajo relieve, así como con cruces hundidas en muros que semejan tener flecos.
La Estructura III cuenta con una escalinata central en cuyos lados hay habitaciones de mampostería dispuestas en los 2 niveles del inmueble. Frente a la escalinata hay un altar circular sobre el que debieron realizarse ofrendas diversas. En la Estructura IV, localizada al norte de la Plaza A, se aprecia una amplia escalinata central que permite el acceso a un patio superior, así como las esquinas redondeadas de la base y el cuerpo del edificio. En la cima se encuentran los cimientos de varias habitaciones orientadas hacia el patio. La fachada está decorada con mascarones zoomorfos hechos a base de mosaico de piedra.
La plaza B o Plaza Central queda abierta en 2 sectores y está rodeada por las Estructuras VIII, IX y X. La Estructura VIII es un voluminoso edificio de una sola planta con torres en los extremos y un enorme mascarón en la fachada central. Aparentemente tuvo 9 habitaciones interiores en la parte superior que no contaron con ventilación o iluminación natural alguna, por lo que posiblemente funcionaron como bodegas o para llevar a cabo actividades religiosas en las que se requería de oscuridad y aislamiento (ayunos, oraciones, autosacrificios, etc.). La Estructura IX es el edificio más elevado del sitio (32 mts. de altura), y aparentemente tuvo una amplia escalinata frontal que conducía a un templo en la parte superior. Es probable que este inmueble fuese el principal santuario Becán. La Estructura X contó con 12 aposentos distribuidos en 2 niveles alrededor de un enorme mascarón central del cual aún se pueden apreciar elementos curvilíneos con restos de estuco pintados en azul y rojo. También se conserva el dintel que divide los 2 cuartos centrales, sobre el que se levantaba una crestería decorada con diversos motivos de estuco pintado. La Plaza C o Plaza Poniente está delimitada en uno de sus extremos por el Juego de Pelota que consiste en 2 construcciones paralelas que forman un patio.
INFORMACION DEL SITIO
Horario: de Lunes a Domingo de 8:00 a 17:00 hrs.
Tiempo estimado de Visita: 3 horas.
Tiempo estimado para visitar Becán saliendo de la ciudad de Campeche: 8 horas.
Medios de Transporte: Autobús / automóvil rentado
Recomendación: Al visitar Becán se puede programar la visita a las zonas Arqueológicas de Chicanná e Xpuhil
Servicios: Venta de publicaciones, sanitarios, estacionamiento y custodios.
SERVICIOS CERCANOS AL SITIO:
Refrescos: Comunidad de Becán a 300 mts.
Alimentación: Poblado de Becán (cocina de la Mujer Campesina) y poblado de Xpuhil.
Hospedaje: Poblado de Xpuhil.
Gasolina: Poblado de Xpuhil.
Teléfono: Ejido de Becán, Poblado de Xpuhil.
Servicios Médicos: Hospital de Xpuhil.



Becán

by Bill and Dorothy Bell

Becan Campeche Mexico Mayan Ruins Photography by Bill and Dorothy Bell













Becán is a one of the Major Archeological site (of at least 45) that graces the base of the Yucatan Peninsula. It is by and large, unknown by the core tourist crowd, and you can walk by yourself in the forest as you discover restored pyramids, grand plazas and temples and palaces.

Becan Campeche Mexico Mayan Ruins Photography by Bill and Dorothy BellBecán in the Mayan language means “Ravine formed by water,” and is named after the moat that surrounds the ancient city. It can also be interpreted as “The Way of the Serpent” ("Be" means camino or roadway; "Kan" means serpent) because of the moats waters that twist in irregular size and shape. The fascinating moat, the only one as yet discovered in the Mayan world, was used as a fortification around the limestone structured City to head off potential problems with other trading and religious centers. Clay works and figurines from Teotihuacán provide links to trade and possible wars amongst Becán, Tikal and Teotihuacán.
 Twin Towers of the Rio Bec region
Becan Campeche Mexico Mayan Ruins Photography by Bill and Dorothy BellBecán dates back to 600 BC and reached its peak between 600 and 1000 AD. It was a major political and military center and is one of the many Cities that fought against Tikal for dominance. It is located on Highway 186 between the present cities of Campeche and Chetumal in the State of Campeche and is considered the capital of the Rio Bec ancient cities. You can see the pyramids above the forest canopy from a fair distance.
Detail and lattice work
The Rio Bec style includes large platforms, two – sometimes three towers grace the large pyramids with a grass or palapa roof on the top. Often there are false stairways and misleading entrances. The City is characterized by large plazas surrounded by monumental structures indicating its importance in the region.  Becán also shows signs of the Chenes influence with detailed masks of the Itzamna god, also called the Earth Monster. The highest structure is approximately 30 meters or100 feet high.

The now dry moat twists nearly 2000 meters around the city core; sometimes reaching a width of 16 meters and a depth of 7 meters. The earth and limestone used to construct the walls were excavated from this man-made waterway making it difficult for invaders to scale the heights unnoticed. It has seven bridges or gateways that lead to the 63+ acre city for both people and supplies. They lead to a sacbé system of roads in the region.Becan Campeche Mexico Mayan Ruins Photography by Bill and Dorothy BellBecan Campeche Mexico Mayan Ruins Photography by Bill and Dorothy Bell


Inside the city is a maze of dirt roads leading from one complex to another. Like many ancient cities, Becan has a small but well defined ball court. An unusual feature situated prominently in the main plaza is a round pyramid dedicated to the God of Wind.
Dedicated to the Wind God

The best example of the “Monster” is on Temple X – whose mouth is the entrance doorway. A remarkable mask of the Sun God Kinichna is protected in a climate controlled room flanking that same pyramid. It is well preserved with very defined features and with its original paint.Becan Campeche Mexico Mayan Ruins Photography by Bill and Dorothy Bell

You can stroll safely undisturbed throughout the site. Take good shoes as there is plenty of climbing- and a fair amount of film or memory and batteries for your photographs. The site is open seven days a week from 8am to 5 pm. There is a watchman at the gate who will charge you the standard fee – currently approximately $4 – extra for video cameras

 Sun God Kinichna